Connect with us

Hi, what are you looking for?



Nacional

Lucra con la religión y viola la Constitución “Indignación A.C”

Entre sus dirigentes y fundadores destaca la participación del padre Raúl H. Lugo Rodríguez, con su “pastoral social”; induciendo por la fe y religión a los pobres para las causas que abandera  para sus intereses la organización no gubernamental.

Indignación A.C., quien de acuerdo a sus preceptos dicen: “somos una organización no gubernamental. Desarrollamos nuestra labor de manera independiente y autónoma a cualquier poder: gobierno, partidos políticos. etc. Nos organizamos como equipo y comenzamos a trabajar en mayo de 1991”, pero en los hechos están a las órdenes de fundaciones extranjeras, tal y como lo confirmó el mismo presidente López Obrador de recibir miles de dólares de fundaciones extranjeras para oponerse al Tren Maya. Cabe destacar que uno de sus miembros es un sacerdote católico y consecuentemente manipulan la fe y la religión para que en cada causa de interés “social” para bien de” Indignación”, encienda las protestas atrayendo a sus seguidores y más si es en “nombre de Dios”; no cabe duda que la religión es un gancho esencial para despertar y manipular conciencias; tal como la usa la organización no gubernamental de “Indignación”.

La fundación “Indignación” se define como una organización no gubernamental. A través de la religión manipula a los indígenas mayas.

Es interesante ver que entre sus dirigentes está el padre Raúl H. Lugo Rodríguez, quien de acuerdo a informes eclesiásticos, es sacerdote de la Arquidiócesis de Yucatán desde 1982, Además es licenciado por el Pontificio Instituto Bíblico de Roma y realizó estudios en el Studium Biblicum Franciscanum de Jerusalén y ha sido profesor en el Seminario de Yucatán, en el Instituto Teológico Pastoral para América Latina (ITEPAL) de Bogotá y en la Universidad Pontificia de México.

Es de ver como la formación teológica; filosófica y litúrgica del padre Raúl está enfocada a la pastoral social; tal como lo manda la evangelización y enseñanzas del evangelio de San Marcos; el evangelio social por experiencia; “primero los pobres”; y así debe ser según la catequesis; pero para la salvación y justicia divina; no son “primeros los pobres para la “explotación y manipulación de conciencias y justicia social; supuestamente.

Raúl H. Lugo Rodríguez, sacerdote de la Arquidiócesis de Yucatán, uno de los miembros de la fundación “Indignación” A.C.

Conforme al abogado constitucionalista Roberto Márquez, la ley es muy clara en el sentido de que los religiosos y sus iglesias o agrupaciones no deben de intervenir en la política.

Expuso que dos artículos de la Constitución Mexicana, el 24 y el 130, así como la ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público establecen límites a las organizaciones de culto religioso en nuestro país, además de que definen la barrera entre el Estado y la Iglesia. Concretamente en lo referente a este último artículo en su fracción E que establece:

“Los ministros no podrán asociarse con fines políticos ni realizar proselitismo a favor o en contra de candidato, partido o asociación política alguna. Tampoco podrán en reunión pública, en actos del culto o de propaganda religiosa, ni en publicaciones de carácter religioso, oponerse a las leyes del país o a sus instituciones, ni agraviar, de cualquier forma, los símbolos patrios. Queda estrictamente prohibida la formación de toda clase de agrupaciones políticas cuyo título tenga alguna palabra o indicación cualquiera que la relacione con alguna confesión religiosa. No podrán celebrarse en los templos reuniones de carácter político”.

Por tanto, dijo, el párroco Lugo Rodríguez, al realizar actos contrarios a su culto y asociarse con fines políticos, “definitivamente se está violando la Constitución y debe de intervenir la Secretaría de Gobernación”.

También el mismo ex gobernador de Chiapas y nuevamente senador Manuel Velasco Coello, se pronunció tajantemente entre la separación de la Iglesia y el Estado, ya que en carne propia vivió en su entidad natal como manipulan las organizaciones religiosas a los indígenas mayas. En el caso de Indignación A.C., desde hace más de 26 años ha lucrado con esa bandera, de ayudar al “pueblo maya”, sin embargo en más de un cuarto de siglo, en los hechos, no se han visto avances, utilizando solo a los indígenas como “carne de cañón”, mientras a sus costillas, familiares de estos dirigentes  crean lucrativas empresas, tal y como ya documentó la misma Secretaría de Hacienda.

Libertinaje religioso

Sin embargo el mismo padre se escuda en la misma Constitución que viola para ejercer su derecho a la libre expresión a través de las redes sociales en donde tiene un espacio llamado Iglesia y Sociedad, luego de que desde 2008, renunció a mandar artículos al Diario de Yucatán, por oponerse a publicar dos colaboraciones sobre homosexualidad. El mismo padre Lugo Rodríguez aclaró: “En el pasado reciente, sin embargo, han dejado de publicarse dos artículos míos. Uno de ellos, el que debió ocupar las páginas de la edición del 14 de enero, y otro que debió haber sido publicado el pasado 12 de mayo. La temática de ambos artículos estaba relacionada con la cuestión de la homosexualidad.

Avanzan pesquisas

Mientras tanto, la  Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), sigue con sus pesquisas y detectó que Indignación A.C.,  recibe desde hace años multimillonarios depósitos en dólares, hasta la fecha corroboró que  “Indignación, Promoción y Defensa de los Derechos Humanos A.C”, con Registro Federal de Causantes IPD940622EV0, con domicilio fiscal calle 17 s/N, entre 20 y 22,  C.P. 97305, Chablekal, Yucatán y fundadores: Nancy Walker Olvera, Humberto Lugo Rodríguez y Beatriz Cantú Bacelis, tienen como principal donadora la Fundación W.K. Kellogg.

Indignación A.C. con domicilio fiscal calle 17 s/N, entre 20 y 22,  C.P. 97305, Chablekal, Yucatán.

En total hasta el momento se tiene detectado que recibió de 2014-2019, la cantidad de 15 millones 910 mil 940 pesos.

Durante 2018 y 2019 esta agrupación recaudó más de 6 millones de pesos en moneda de otros países; es decir más del doble de los otros años, luego del anuncio del Tren Maya desde la campaña de AMLO, por lo que, de acuerdo a las autoridades, está claro el flujo de dinero de intereses extranjeros para oponerse a dicho proyecto.

Informó que la familia de Nancy Walker Olvera, desde 1994, ha creado 10 empresas en distintas ramas, mismas que ya investiga la UIF de la Secretaría de Hacienda (SHCP), para determinar si hubo desvío de recursos u otros ilícitos y que pronto dará a conocer oficialmente, según trascendió.  No cabe duda que “Indignación” es un gran botín para sus fundadores; según las investigaciones y denuncias periodísticas por SAT e inteligencia financiera.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te Puede Interesar

Al Tiempo, Periodismo Sindical